La marca barcelonesa Rovira ha conseguido adaptarse a las novedades y a los avances tecnológicos de cada época para mantenerse como referente en el sector de la grifería sanitaria. A través del tiempo, cada nueva necesidad de sus clientes ha supuesto un reto que la firma ha conseguido asumir y superar, manteniendo su condición de empresa familiar sin perder su sitio ni quedarse atrás en el mercado.